Y para todos tus zapatos existe una plantilla Dr. Scholl´s que te da la comodidad que necesitas para todo el día, todos los días.

 

 

 

Disfruta de la comodidad para llevar el mejor outfit con tus plantillas Dr. Scholl´s. Sea cual sea tu actividad del día, las plantillas Dr. Scholl’s  se adaptan a tu calzado y te proveen de la amortiguación que necesitas en cada paso.

Consejo 1: Piensa en ponerte plantillas

Las plantillas Dr. Scholl GelActiv™ han sido diseñadas para tres tipos de necesidades diferentes: para uso diario, para hacer deporte y para el trabajo independientemente de la actividad que practiques. Y aunque sirven tanto para hombres como mujeres, cada modelo se adapta a unas tallas diferentes. A continuación analizamos las características de las tres variedades y cómo pueden ayudarte: • Plantillas para uso diario: Estas plantillas son polifacéticas y muy adecuadas para el calzado más casual. Están diseñadas para reducir el exceso de presión en los pies y el gel que contienen sirve para aumentar la sensación de amortiguación contra los golpes. Además, también son ideales para cualquier persona que tenga las piernas cansadas al final del día, si caminas mucho, si haces cola en los supermercados o si te gusta viajar en plan turístico. • Plantillas Sport: Están especialmente diseñadas para la práctica de actividades físicas, ya sea para ir al gimnasio, andar por el parque o correr una maratón. Como ocurre con las plantillas de uso diario y teniendo en cuenta que el deporte exige hacer un gran esfuerzo con los tobillos, las rodillas y las piernas, la tecnología GelActiv™ ayuda a amortiguar los impactos de las articulaciones. • Plantillas Profesionales: Este tipo de plantillas es más recomendable cuando llevas zapatos al trabajo o calzado casual. Si trabajas en la construcción, en una empresa de catering o incluso en un barco y te pasas horas y horas de pie deberías usar estas plantillas, ya que ayudan a reducir el estrés provocado sobre todo por las superficies firmes y por estar de pie durante períodos de tiempo muy prolongados. Además tienen un tejido transpirable que ayuda a mantener los pies secos. Estas plantillas no solamente aportan más comodidad y sirven de apoyo para el arco de tus pies, sino que como hemos comentado son eficaces a la hora de absorber los golpes que se producen cuando andamos o corremos.

Consejo 2: Piensa en lo que te pones

Otro punto a tener en cuenta para conseguir un mayor confort en tus pies es aprender a elegir el calzado más conveniente. Aunque las botas suelen ser demasiado pesadas, sí es cierto que suponen un gran apoyo para tus pies, algo que no ocurre con aquellos zapatos de suela más fina o con las sandalias, casos en los que una buena plantillas puede facilitarte mucho las cosas. Por otra parte, no te olvides de rotar los zapatos o zapatillas que te pones a diario y de intentar no usar el mismo par durante más de dos días seguidos. De esta forma evitarás el uso de un calzado húmedo que pueda afectar negativamente a la salud de tus pies.