cOMPRAR SAL DEL HIMALAYA

La sal del Himalaya es la más saludable y más pura del mundo.

Desde la antigüedad, es uno de los alimentos más valioso en la dieta humana. A diferencia de la sal refinada, se metaboliza rápidamente y no aumenta la concentración de sodio y potasio en la sangre y por lo tanto no eleva la presión arterial. A continuación, aprender a utilizarla y cuáles son sus propiedades curativas.

Contiene 84 elementos que se encuentran en nuestro cuerpo, lo que proporciona todos los minerales necesarios y esenciales. Los minerales que se encuentran en la sal del Himalaya son de gran asimilación por el organismo.

El sodio y la hipertensión

La sal de roca del Himalaya tiene un efecto sobre la presión arterial y la hipertensión debido a su contenido de sodio. Una de las funciones del sodio es ayudar a regular los niveles de líquido en tu cuerpo. Cuando consumes sodio, el cuerpo retiene agua para ayudar a mantener el equilibrio de los electrolitos en sangre. En algunos individuos, esta retención de líquidos puede resultar en un aumento en los niveles de presión arterial. El consumo de sal también puede afectar a tu equilibrio hormonal y la señal de la glándula suprarrenal para liberar ouabaína, una hormona que contribuye a la hipertensión, de acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center. Como resultado de ello, si consumes grandes cantidades de sal de roca del Himalaya (u otros tipos de sal) puedes aumentar tu riesgo de desarrollar la enfermedad.

Estas son algunas de sus ventajas para la salud:
  • Se absorbe y evita la deshidratación del organismo fácilmente.
  • Ajusta el nivel de agua y electrolitos del cuerpo.
  • Regula el nivel de azúcar en la sangre y previene la aparición de diabetes.
  • Ayuda a regular el metabolismo y los procesos digestivos.
  • Equilibra el pH de las células.
  • Previene el envejecimiento del organismo.
  • Soporta la salud de las vías respiratorias, en especial de los senos paranasales.
  • Ayuda a fortalecer los huesos, especialmente los de los niños en crecimiento.
  • Regenera las células del cerebro y ayuda a mejorar la concentración y el sueño.
  • Evita los calambres musculares.
  • Mejora la circulación sanguínea y contribuye a la salud del sistema vascular.
  • Contribuye a la desintoxicación y limpieza de la sangre.
  • Mejora el funcionamiento del hígado y los riñones.
  • Él también se puede utilizar para la inhalación en el caso de problemas de sinusitis, dolor de garganta, asma o bronquitis.
  • Contribuye a la mejora de todos los niveles de energía del cuerpo.

Si se utiliza sin excesos, no hay ningún efecto negativo, no perjudica ni los riñones ni el estómago y el sabor de la comida es más natural cuando se utiliza la sal del Himalaya.