La gripe es una infección vírica  del sistema respiratorio cuyo principal complicación es la neumonía, responsable de un gran número de hospitalizaciones en el país.

Los síntomas de esta enfermedad comienzan a manifestarse unos cinco días después de haberse producido el contagio y suelen comenzar con fiebre alta, generalmente por encima de 38°C, seguido de dolor de cabeza y muscular, postración y malestar generalizado. En algunas ocasiones también se puede dar congestión nasal, dolor de garganta y tos seca.

Se trata de una enfermedad muy común en todo el mundo, siendo posible que una persona adquiriera la gripe varias veces a lo largo de su vida. Hay colectivos, además, que sufren en mayor medida las consecuencias de la gripe. Se trata de las personas mayores y de las personas que tienen otros problemas de salud (diabetes, EPOC, enfermos renales o hepáticos, etc.). En estos casos, la enfermedad puede complicarse y por ello, es muy recomendable que este colectivo de riesgo se vacune.

¿Como se contagia la gripe?

Puede contagiarse de un virus de gripe a través de las vías respiratorias, las conjuntivas y la boca.

Existen dos formas fundamentales a la hora del contagio del virus de la gripe;

  • Vía aérea, por ejemplo cuando alguien estornuda.
  • Contacto con una persona afectada de gripe. Dar un beso, tocar las manos… puede ser suficiente para el contagio

Una persona, puede ser portador del virus y no tener los síntomas, pero si puede contagiar a otros.